Funcionamiento del CDS

Funcionamiento del Dióxido De Cloro contra los virus

Por regla general, la mayoría de los virus se comportan de manera similar y una vez que se unen al tipo de huésped apropiado -bacteria o célula, según el caso-, el componente de ácido nucleico del virus que se inyecta, se hace cargo después de los procesos de síntesis de proteínas de la célula infectada.

Ciertos segmentos del ácido nucleico viral son responsables de la replicación del material genético de la cápside. En presencia de estos ácidos nucleicos, la molécula de CLO2 se vuelve inestable y se disocia, liberando el oxígeno resultante al medio, que a su vez ayuda a oxigenar el tejido circundante aumentando la actividad mitocondrial y, por ende, la respuesta del sistema inmunológico.

ClO2 is a size selective biocide

Inactivation of Enteric Adenovirus and Feline Calicivirus by Chlorine Dioxide, Thurston-Enriquez,
J.A., APPLIED AND ENVIRONMENTAL MICROBIOLOGY, June 2005, p. 3100–3105. 

Los ácidos nucleicos, ADN-ARN, consisten en una cadena de bases púricas y pirimidínicas, véanse: guanina (G), citosina (C), adenina (A) y timina (T). Es la secuencia de estas cuatro unidades a lo largo de la cadena lo que hace que un segmento sea diferente de otro.

 

La base de guanina, que se encuentra tanto en el ARN como en el ADN, es muy sensible a la oxidación, formando 8-oxoguanina como subproducto de la misma. Por lo tanto, cuando la molécula de CLO2 entra en contacto con la guanina y la oxida, da lugar a la formación de 8-oxoguanina, bloqueando así la replicación del ácido nucleico viral mediante el emparejamiento de bases. Aunque la replicación de la cápside proteica puede continuar; la formación del virus plenamente funcional es bloqueada por la oxidación gracias al CLO2.

 

La molécula de CLO2 presenta características que la convierten en un candidato ideal para el tratamiento en el ámbito clínico, ya que es un producto con un alto poder de oxidación selectiva y con gran capacidad para reducir la acidosis, aumentando el oxígeno en los tejidos y mitocondrias, facilitando así la rápida recuperación de los pacientes con enfermedades pulmonares.

Deslizar arriba